Leyendo ahora

El inminente colapso de la economía a nivel mundial

Bienvenido a COTIDIANO
Somos tu revista independiente

El inminente colapso de la economía a nivel mundial

La globalización es un hecho. Como resultado, surgen nuevos desafíos. La revolución de los “macrodatos” puede traer nuevas oportunidades para las empresas, pero también nuevos desafíos. La necesidad de que las empresas estén al tanto de los cambios en el entorno es un requisito. La forma de hacerlo es adquirir las habilidades para detectar tendencias e identificar oportunidades futuras.

La tecnología de Internet está haciendo de este un miedo más real que nunca. La misma tecnología que hizo que la información del mundo fuera gratuita ahora hace prácticamente imposible que los bancos centrales del mundo la utilicen como les plazca.

El 10 de marzo, dos hombres salieron de la Reserva Federal, con las manos en los bolsillos, y dijeron algo muy diferente a un hombre que nunca saldría de allí.

La actual crisis de nuestra nación es causada por sus propios errores inherentes: su dependencia del consumo excesivo y un sector financiero desregulado. Estos errores producen la crisis actual de nuestra civilización actual. Su rumbo futuro está totalmente determinado por la siguiente revolución tecnológica:

Échale un vistazo

El auge de la inteligencia artificial y la sociedad de la “información” automatizada, es decir, la toma de posesión de nuestros trabajos y de nuestro tiempo por parte de las máquinas, se ha convertido en un problema importante, tanto como un problema humano y una crisis social. Este tema ha estado en la mente de todos desde hace algún tiempo (ver, por ejemplo, aquí); Pero los últimos desarrollos ahora han movido el debate más allá del ámbito de las políticas públicas al ámbito del discurso público.

¿Cuál ha sido tu reacción del artículo?

¡Me ha encantado!
0
¡Me hace pensar!
0
Indiferente
0
Me explota la cabeza
0
Me hace vomitar
0
No me lo creo
0
Ver comentarios (0)

Deja una respuesta

Tu email no será publicado

© 2021 COTIDIANO | Todos los derechos reservados 

Vuelve al comienzo