Accidente ferroviario en Zamora. Un tren Alvia con recorrido Ferrol-Madrid ha descarrilado en la tarde del martes después de colisionar con un coche todoterreno. El vehículo se cayó desde un paso elevado hasta la vía, provocando que la cabeza del tren descarrilase.

En declaraciones de la Delegación del Gobierno en Castilla y León, el accidente ha dejado dos fallecidos: el maquinista y el conductor del turismo. Este último era un hombre de 89 años de edad.

El maquinista tenía 32 años y trabajaba en contrato de prácticas. No se pudo hacer nada por su vida a pesar de la reanimación por parte de las autoridades sanitarias. En la misma cabina se encontraba un compañero suyo, un varón de 55 años que fue trasladado en UVI Móvil hasta el Hospital Virgen de la Concha, en Zamora. Se encuentra ingresado en la UCI.

La colisión tuvo lugar a las 16:11 horas en la línea Zamora-Ourense. 158 pasajeros que viajaban en el tren no sufrieron ningún daño. No tuvieron tanta suerte cinco viajantes, que tuvieron heridas leves. Según los médicos y la Delegación del Gobierno regional, las cinco personas sufrieron latigazos cervicales, ansiedad o golpes, pero nada preocupante.

Todos los pasajeros fueron evacuados del tren y recolocados en varios autobuses para que pudiesen llegar a sus destinos.

Todavía no se conoce qué pudo provocar la caída del vehículo hacia la vía. Es por ello que se ha iniciado una investigación que dará a conocer todos los detalles.

Fueron los propios pasajeros y algunos vecinos del lugar donde se desarrolló el accidente quienes avisaron al Servicio de Emergencias de Castilla y León. Al lugar acudieron bomberos, la Guardia Civil, dos UVI móvil, dos ambulancias de soporte vital básico y dos helicópteros medicalizados.