Sandro Rosell, expresidente del Barça, ha acudido al programa ‘La Ventana’, de Cadena SER, en el que habló acerca de varios temas.

Hablando acerca de la independencia de Cataluña, Rosell explicó su opinión:

«De sentimiento mi padre me crío así, es lo que votaría pero me iría inmediatamente si sale el sí, si sale el no sigo viviendo en Cataluña. Tenemos una televisión que censura a las personas, que no es libre. En un país en el que que sus medios de comunicación no son libres, no me interesa vivir en este país. Tampoco me interesa cuando el 50% quiere y el otro no quiere, yo soy de los que quiero pero no deseo que mi parte esté por encima de la otra parte. No estamos preparados para una independencia. Básicamente, es que quiero que sea independiente pero no está preparada.»

El expresidente también habló acerca de los años que estuvo en prisión, y como TV3 lo vetó durante esos años:

«Es increíble lo que está pasando. Mi caso lo ignoraron los dos años, es como si no hubiera existido. Quieras o no, he sido presidente del Barça, y dentro de la comunidad catalana el presidente del Barça tiene su peso. Cualquier medio catalán tendría que haber hecho cierto seguimiento de qué está pasando con el expresidente del Barcelona en la cárcel. Ahora al salir hicimos un documental que TV3 censuró, cortó minutos del espacio, me pareció horrible, en un país que consideramos democrático y con dinero público. Es algo grave. Además, este sábado iba a TV3 a promocionar el libro y nos han censurado una vez más.»

Acerca de su ingreso en la cárcel, Sandro Rosell explicó:

«Dices ‘no puede ser este montaje’, la gente de policía que movieron, la cantidad de fiscales, funcionarios y el dineral del erario que ha costado esto. El dinero que se ha malgastado. Solo puedes pensar que has hecho algo sin querer. Cuando entra la policía y no entiendes nada piensas ‘algo habré hecho’.»

Y una vez ya entrado en la cárcel, explicó acerca de sus vivencias:

«En la cárcel todo se magnifica, las personas sacan lo bueno de lo malo que habían sacado antes. Con Joan teníamos un problema con nosotros mismos, de pensar que nos estábamos haciendo amigos de asesinos. Pensábamos: este tío nos cae bien, pero es que ha matado, ha asesinado. Pero por el otro lado, es muy majo.»

Acerca del pacto que pudo haber hecho, Sandro Rosell ha sentenciado:

«(Los pactos) son muy perversos, hay gente que se declara culpable, sin serlo, porque no tiene la suerte de tener alguien que le ayude. Me dijo mi abogado que si me declaraba culpable me pondrían dos años y una multa, pero me negué.»

Finalmente, Sandro Rosell ha explicado acerca de su libro:

«Lo han revisado abogados, todo lo que está escrito es demostrable. Hay gente que me dice que estoy loco, que volverán a por mí, pero alguien tiene que decir las verdades.»

Acerca del confinamiento y de cómo lo ha llevado, Sandro Rosell ha explicado que lo ha pasado junto a su familia:

«He estado todos estos días con mi mujer y dos hijas, he estado en la gloria con ellas después de dos años sin poder estar junto a ellas. Sabiendo que era una situación horrorosa y las muertes que ha habido.»