Este domingo, el partido político de Vox realizó un mitin en Vitoria. Este mitin ha resultado ser tenso, por las afirmaciones de los participantes.

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith estuvo allí y fue uno de los que realizó estas tensas afirmaciones.

El secretario dijo que el PNV es un partido de cuatro gatos que tiene manipulada la democracia en el País Vasco. Además, los acusó de tener las manos manchadas de sangre por su connivencia con el terrorismo.

También llegó a criticar el idioma Euskera, diciendo que tan solo son palabras inventadas.

El dirigente de Vox ha criticado el euskera batua, la lengua vasca unificada a partir de las distintas variantes tradicionales del euskera. Afirmó sobre esta lengua que recurre a palabras procedentes de «dialectos de distintas aldeas que no se entendían entre ellas.»

Asimismo, Ortega Smith ha afirmado que el PNV no es un partido nacionalista, ya que:

«Aquí no hay más que una nación, que es España.»

También ha acusado a esta formación de introducir en la mente de los niños mensajes de «odio a España» y «mentiras históricas».

A parte de Ortega Smith, en el mitin se encontraba la presidenta del partido de Vox de Madrid, Rocío Monasterio, y la candidata a lehendakari y cabeza de lista de esta formación por Álava, Amaya Martínez.

Al acto asistieron un poco más de cincuenta personas que simpatizan con el partido. Este se realizó al mediodía en la céntrica plaza de los Fueros de la capital alavesa.

Por otro lado, en las diferentes calles alrededor de la plaza se encontraban más de cien manifestantes en contra de Vox y del mitin del partido. La entrada a la plaza se la impidieron numerosos agentes de la Ertzaintza. Estos manifestantes gritaban en euskera diciendo:

«¡Fuera fascistas!»