El colapso en el SEPE sigue siendo evidente, y lleva semanas en aumento. A pesar de que siguen pasando los días, la tensión en los trabajadores del SEPE ha llevado a la plantilla a realizar jornadas maratoninas.

Además, el SEPE cuenta con la presión de los medios de comunicación así como de los trabajadores. Además, existe un agravio comparativo con el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).

El coordinador nacional del sindicato CSIF en el SEPE, Manuel Goldeano, ha denunciado que esta situación provoca un «profundo malestar».

Por causa de esta presión, así como por el trabajo acumulado, los propios trabajadores reconocen que se están tramitando ERTE con errores. Algunos de estos son el dar prestaciones superiores a las que se corresponden o inferiores.

Denuncias de los trabajadores del SEPE

El Movimiento SEPE, un grupo de unos 700 trabajadores del SEPE, denuncian la situación que vive la plantilla. Este movimiento remitió una carta al director del SEPE, Gerardo Guitiérrez Ardoy, denunciando lo siguiente:

«La necesidad de aprobar el mayor número de derechos en el menor tiempo posible ha dejado atrás todo un catálogo de errores.»

Otra carta remitida por Galdeano al director del SEPE, denuncia este hecho:

«Las estadísticas transmitidas una y otra vez por la Dirección del SEPE han insistido reiteradamente en destacar como única cifra importante el número de expedientes aprobados, pero detrás de esta aprobación masiva de derechos, existe un importantísimo porcentaje de expedientes mal reconocidos.»

En los casos en que el SEPE revise la prestación y resulte desfavorable para el Estado, tendrá que reclamar la devolución de la cuantía percibida de forma incorrecta, pero en el caso de que el error sea favorable al Estado, lo más probable es que tenga que ser el trabajador quien reclame.

Los trabajadores del SEPE siguen trabajando incansablemente hasta llegar a conceder todas las prestaciones necesarias, a pesar de cometer errores en ellas.