La familia de Kelly Preston comunicó ayer que la actriz había fallecido. La mujer de John Travolta murió tras una incansable lucha contra el cáncer de mama, que sufría desde hace dos años.

El escrito, publicado por la revista y medio digital ‘People’, decía lo siguiente:

“En la mañana del 12 de julio de 2020, Kelly Preston, adorada esposa y madre, falleció después de dos años de lucha contra el cáncer de mama. Optando por mantener su lucha en privado, había estado bajo tratamiento médico durante algún tiempo, con el apoyo de sus familiares y amigos más cercanos. Era un alma brillante, hermosa y cariñosa que se preocupaba profundamente por los demás y que daba vida a todo lo que tocaba. Su familia espera que se comprenda su necesidad de privacidad en este momento”.

Kelly Preston y su marido, John Travolta, compartían dos hijos, Ella, con 20 años de edad, y Benjamin, con 9. Anteriormente tuvieron otro hijo, pero falleció a los 16 años debido al síndrome de Kawasaki, una enfermedad relacionada con la inflamación de las arterias.

El protagonista de Grease ha querido dedicar unas palabras tras la muerte de su mujer a través de su cuenta de Instagram:

“Con gran pesar os informo que mi bella esposa Kelly ha perdido su batalla de dos años contra el cáncer de mama. Luchó una valiente batalla con el amor y el apoyo de muchas personas”.

Travolta ha agradecido al personal sanitario del Centro de Cáncer MD Anderson por todos los cuidados y atenciones. También ha dado las gracias a los amigos y seres queridos por haber estado al lado de su esposa en todo momento.

“Me tomaré un tiempo para estar ahí para mis hijos que han perdido a su madre, así que perdonadme de antemano si no sabéis de nosotros por un tiempo”.