A las 09:00 horas en el Palacio Real de Madrid se ha llevado a cabo el homenaje a las víctimas que ha dejado la pandemia del coronavirus en España. Algunas de las intervenciones más destacadas han sido la de la enfermera del Hospital Vall d’Hebrón de Barcelona, Aroa López, y la del Rey Felipe VI.

Aroa López, también jefa de Urgencias del mismo hospital, ha recordado a todas las víctimas y ha solicitado a los poderes públicos que defiendan la sanidad española. También ha aludido a la dura situación que han pasado todos los sanitarios:

“Nos hemos sentido impotentes, con la presión de tener que aprender sobre la marcha, hemos dado todo lo que teníamos y actuado al límite de nuestras fuerzas”. “Ojalá nada de esto hubiera ocurrido, pero es un inmenso honor hablar en honor de mis compañeros sanitarios, personal administrativo, de limpieza, de cocina, de mantenimiento, de laboratorio, de psicología y resto de áreas que dieron apoyo”.

La enfermera catalana también ha recordado la labor en la pandemia de más trabajadores esenciales como:

“Transportistas, reponedores, cajeros, personal de saneamiento, cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado… Miles de hombres y mujeres que cuidaban de todos”.

Intervención del Rey

Para clausurar el acto y las intervenciones, el Rey Felipe VI ha querido dedicar unas palabras a todas las familias de fallecidos por Covid-19:

“Este acto no puede reparar el dolor de muchas familias ni atenuar la tristeza por su ausencia, pero sí hacer justicia por su vida a su contribución a la sociedad y a su memoria. Esta crisis nos ha puesto a prueba como país y sociedad, pero nos ha permitido comprobar el esfuerzo y el trabajo al servicio del bien común”.

Igualmente, ha elogiado el trabajo de todos los sanitarios:

“Sus conductas han estado llenas de entrega a los demás sin reservas, aun poniendo a riesgo la propia vida. Son ejemplo de valentía y generosidad”.