Netflix trae otra innovación para sus clientes. En esta ocasión, no es nada que les beneficie económicamente. Pero sí que es una manera de cuidar a sus usuarios, algo que Netflix ahora quiere tener en cuenta.

En especial, Netflix quiere cuidar de aquellos que están dados de alta en el servicio, pagan religiosamente cada mes, pero no utilizan la plataforma.

A estos clientes, Netflix les dejará de cobrar las cuotas de forma automática.

Esta decisión resulta peculiar y diferente, porque lo que la mayoría de plataformas quieren es incrementar sus ingresos y suscriptores.

El dejar de cobrar se aplicará a los usuarios que lleven dos años sin ver una película, serie u otro contenido de la plataforma.

Netflix ha comentado acerca de estos usuarios:

«Un porcentaje muy pequeño de nuestros miembros no ha visto nada en los últimos dos años y, mientras que se lo podemos muy fácil a la gente para cancelar sus suscripciones sólo con unos simples clics, no han aprovechado esta oportunidad.»

Los de la popular plataforma explican los beneficios de esta innovación:

«Creemos que las políticas pro-consumidor como esta son lo correcto y que los beneficios a largo plazo superarán estos costes a corto plazo.»

Tanto confían en su decisión, que ya la han aplicado en algunos clientes que cumplían estos requisitos.

Netflix tiene actualmente 192,95 millones de suscriptores netos en todo el mundo.

Aún y teniendo en cuenta su popularidad, en esta época de crisis, Netflix también ha visto su disminución de suscriptores, en especial, de los nuevos.