Este fin de semana hemos visto fuertes tormentas acompañadas de granizo. Este temporal es solo el principio. Todo esto se debe a la Depresión Aislada en Niveles Altos (DANA), la cual ha dejado fuertes chubascos en las vertientes atlántica y cantábrica.

Esta depresión ha provocado una borrasca fría que se extenderá a partir de mañana hacia el sureste peninsular. A su vez, estas precipitaciones traerán consigo el desplome de las temperaturas en todas las regiones menos en el Mediterráneo.

Rubén del Campo, portavoz de la Agencia Estatal de Meteorología (AEMET), describió así la tormenta del 31 de mayo:

«Se registraron 37,7 litros por metro cuadrado.»

Estos datos tan alarmantes sucedieron en Madrid, en particular en el observatorio del Parque del Retiro. De todos estos litros, el portavoz sigue explicando:

«34,6 litros por metro cuadrado cayeron en tan solo una hora y aproximadamente la mitad se registraron en tan solo 10 minutos. Esta intensidad torrencial supuso un récord. Nunca antes se había registrado tanta precipitación en una serie que tiene más de 100 años.»

Grandes precipitaciones y fuertes tormentas con intensidad y granizo cayeron en el resto de España. Las lluvias torrenciales llegaron a las dos Castillas, Aragón, Navarra, Cataluña, Melilla y Ceuta. El portavoz de la AEMET añade la siguiente particularidad en estas precipitaciones:

«Además, la jornada fue muy destacada en cuanto a actividad eléctrica, pues la red de rayos de AEMET registró a lo largo del día 31 más de 20.000 descargas eléctricas en el entorno de nuestro país.»

Previsiones de fuertes tormentas para junio

Este final de mayo ha sido tan solo el principio de junio, es por eso que se han activado avisos amarillos en varias provincias por toda la nación. Además, las temperaturas descenderán según está previsto.

Del Campo ha explicado como evolucionará esta semana:

«A partir del jueves aumenta mucho la incertidumbre en la predicción, pero parece que la influencia de bajas presiones sobre Europa Occidental provocaría un aumento todavía mayor de la inestabilidad, con lluvias y chubascos tormentosos generalizados en la mayor parte de la Península a excepción de regiones del sureste.»