La pasada madrugada del día de ayer, entre las 2 y 4 de la madrugada ocurrió un fenómeno meteorológico.

Debido a la entrada de aire cálido y húmedo de levante hacia la capital se creó la formación de nubes bajas.

Esto sucedió especialmente por la situación geográfica de los barrios céntricos de la ciudad. Barrios como El Raval, Eixample y otros quedaron inundados, ya que cayeron entre 50 y 90 litros.

Todo esto ocurrió mientras en ninguna otra parte de Cataluña llovía.

Quitando este fenómeno meteorológico que ha sorprendido a los expertos, el temporal se mantendrá.

Se prevé tiempo estable, intervalos de nubes en el nordeste y en la Costa Central, y con alguna posibilidad de un chubasco.

El domingo podrían empezar las tormentas en el Pirineo; e incluso lunes y martes podrían ser estas más frecuentes. En especial, en puntos del centro y oeste del Pirineo.

En la costa seguirá el ambiente bochornoso y en el interior será más caluroso, pero sin excesos.

Lo mismo ocurrirá en el resto de España, donde el tiempo será estable y las temperaturas serán altas, en especial en el suroeste.

El domingo, de igual manera, podría haber alguna tormenta en montañas del norte y del noreste. Por otro lado, para el lunes se prevén tormentas más intensas en puntos de Aragón, interior de Castellón o la Rioja.

El martes también habrán en el norte y en el noroeste.

Se siguen esperando temperaturas altas y muy altas en el sur y en el centro, pudiendo llegar a alcanzar los 40*C en el interior de Andalucía o Extremadura.