El Real Madrid se proclamó ayer campeón de la Liga 2019-2020, consiguiendo así su Liga número 34. El equipo de Zidane se enfrentó ante el Villareal en el Estadio Alfredo Di Stéfano, en la ciudad en la Ciudad Deportiva del Real Madrid, en Valdebebas.

Los blancos vencieron 2-1 al Villareal, con dos goles de Karim Benzema frente a un gol del centrocampista Vicente Iborra. De esta forma el Real Madrid ha conseguido ganar diez partidos seguidos en esta Liga, pleno desde que comenzó la competición.

El equipo de la capital no ganaba una Liga desde hacía tres años, por lo que la alegría y la emoción de los jugadores, entrenador y técnicos se plasmaba en el Di Stéfano. No obstante, debido a la situación de la pandemia del coronavirus, el Real Madrid no acudió a Cibeles para celebrar la victoria, como ya se anunció a la afición. El equipo pidió a sus seguidores que les apoyasen desde sus casas, evitando así aglomeraciones en las calles y posibles contagios por Covid-19.

El entrenador del Real Madrid, Zinedine Zidane, en declaraciones a la prensa, expresó lo siguiente:

“Es uno de mis mejores días como profesional, es impresionante después del confinamiento. Nos hubiera gustado estar en Cibeles, pero hoy no se puede por cuestión de salud y nuestra afición lo sabe. Desde casa están felices. Un saludo para todos ellos”.

Por otra parte, el capitán del equipo blanco, Sergio Ramos, hizo alusión a las críticas y se mostró orgulloso por el trabajo realizado:

“A pesar de lo que puedan decir, este título tiene mucho mérito. No dependíamos de nosotros y no teníamos margen de error, y eso se ha notado en nuestra cabeza. Y ahora tenemos nuestra recompensa”.

Ramos también quiso dar las gracias a Zidane de parte de todos los jugadores:

“Zidane es clave, el patrón es el que marca la diferencia. Nos sentimos arropados por Zizou y cada vez que viene es mano de santo. Es una gran persona y un entrenador único”.