El Ayuntamiento de Madrid ha trasmitido a su población que el Rastro, el mercadillo más famoso e histórico de la capital, “no va a desaparecer”. De esta manera, se va a establecer un plan para su reapertura. Se eliminarán las fases y se abrirán un total de 350 puestos divididos en 4 viales con una única dirección. El objetivo del ayuntamiento es que el mercadillo reabra “lo antes posible”.

Así lo ha querido presentar la Junta Municipal del Distrito Centro a los comerciantes y vendedores ambulantes. Este colectivo se manifestó contra el plan inicial del Gobierno de Martínez-Almeida al considerarlo “inviable” y “discriminatorio”.

Tras escuchar el malestar de estos trabajadores, la Junta ha decidido que el Rastro se divida en 4 viales. Las dos primeras se ubicarán en las calles Ribera de Curtidores y Gasómetro, y las otra dos en las plazas del General Vara del Rey y en Campillo del Mundo Nuevo.

Estas cuatro vías tendrán que ser de una única dirección. De esta forma se facilitará la circulación de los visitantes y compradores en un solo sentido y en el acceso al recinto. Además, se tendrán que vigilar todos los aforos de cada vial por medio de informadores interiores identificados. Esto evitará las aglomeraciones de personas y permitirá que se respete la distancia mínima de seguridad.

El Ayuntamiento de Madrid estableció como fecha de reapertura del Rastro este domingo 12 de julio. No obstante, fuentes de la institución creen que será difícil que se realicen todos los trámites antes de este domingo.