Mañana es el Día Mundial de la Bicicleta, y diferentes grupos y organizaciones se manifestarán en Recoletos (Madrid) para fomentar el uso de este transporte. Greenpeace, Ecologistas en Acción, Pedalibre, Conbici, Juventud por el Clima, Madres por el Clima y otras asociaciones participarán en este encuentro.

En un comunicado colectivo, expresan el objetivo de la manifestación:

“Para visibilizar la bici como medio de transporte y la necesidad de adaptar nuestras ciudades a una movilidad sostenible”.

El partido político Más Madrid ha defendido esta marcha. La portavoz de la formación, Rita Maestre, ha señalado en una rueda de prensa:

“Apoyamos esa marcha y participaremos de ella en la medida de nuestras posibilidades”.

La manifestación del Día Mundial de la Bicicleta comenzará a las 20:30 en la calzada lateral este del Paseo de Recoletos. Más concretamente, entre Cibeles y Colón. La calzada se dividirá en dos partes: un carril bici de grandes dimensiones y una ampliación peatonal junto a la acera.

Los grupos, asociaciones y organizaciones explican las ventajas de este vehículo:

«La bicicleta es un elemento estratégico en la movilidad durante la desescalada, porque no produce atascos, contaminación ni gases de efecto invernadero y permite mantener la distancia interpersonal».

Críticas a Madrid y al Gobierno central

En el mensaje difundido por el colectivo, se critica la falta de medidas de apoyo por parte del Ayuntamiento de Madrid y se pone de ejemplo ciudades como París, Londres o Milán. Añaden que en algunos puntos de España ya se están realizando actuaciones para apoyar a este transporte. Por ejemplo, en Barcelona “se pondrá en marcha 21 kilómetros de carriles bici”. En Logroño se desarrollará el plan ‘Logroño Calles Abiertas’, y en Valladolid se fomentará el uso de la bicicleta en su plan para la nueva normalidad. Sin embargo, denuncian que Madrid todavía no ha propuesto nada.

“Solo ha procedido al cierre al tráfico de motro de 29 tramos de calles (19 kilómetros) de las 12.606 calles de la capital (8.973 km) y solo durante los fines de semana. Estas medidas refuerzan la visión de la bicicleta como medio de ocio y no como medio de transporte”.

Estas críticas también las trasladan hacia el Gobierno central, pidiendo apoyo económico y más implicación a los ayuntamientos.